27/6/07

DATOS VARIOS SOBRE UN ELEMENTO DE LA VIDA DE GERALD BRENAN:LA CASA DE CALLE TORREMOLINOS, EN CHURRIANA (MALAGA

Mucho se ha escrito sobre Brenan y su mundo.

Gracias a ello y a su obra, sabemos de su pasión por España a la que llega en 1.919 y donde, salvo un paréntesis causado por la Guerra Civil Española, residirá hasta el final de sus días en tres escenarios claramente andaluces: Yegen, en Granada, y la barriada de Churriana y el municipio de Alhaurín el Grande, en Málaga.

En el caso del primer enclave malagueño citado, Brenan y su esposa van a residir en la calle principal de lo que fue un municipio independiente hasta Octubre de 1.905. Concretamente, en un inmueble de la Calle Torremolinos que hoy es el número 19; un elemento patrimonial que pretendemos analizar en las presentes líneas.

Los primeros datos en torno a la casa de Churriana, nos los ofrece, al igual que otros, la consulta del catálogo de los edificios protegidos del Excmo. Ayuntamiento de Málaga.

La casa de 2 plantas, con una superficie de 400 metros cuadrados, y datada del siglo XIX, posee un estilo ecléctico con inspiración neoclásica. Es de gran complejidad y riqueza de volúmenes. En el citado catalogo, tiene el grado 2 de protección.

Existen teorías que hablan de la casa como una edificación conventual en la citada época decimonónica.

En la información existente, poco se menciona la riqueza arqueológica de la casa y que conocemos gracias a la información facilitada por la familia Armstrong. Gracias a ellos, conocemos la existencia de distintas figuras. De un lado, algunas de representación femenina, vinculadas más a un rito de sexualidad que de maternidad. De otro, figuras masculinas carentes de atributo, que bien podrían enclavarse en la época romana.

Por último, cabe señalar que los primeros datos que se tienen de la casa en el siglo XX, se conocen antes de la llegada de Brenan a la misma.

En ese momento es propiedad de Carlos Crooke, miembro de la burguesía malacitana que, al igual que otros muchos, tenía en Churriana su lugar de descanso. Será este quien efectué la venta al hispanista. La transacción se efectúa por 1200 libras, a las que hay que sumar otras 1.000 que el matrimonio Brenan emplea en reformas.

Viviendo en ella estallará la Guerra Civil Española. La casa servirá de refugio para la gente de la barriada en momentos de bombardeo y estuvo a punto de convertirse en un hospital gracias a las intenciones de Gamel Woolsey, esposa de Brenan, que contaba con la ayuda del medico de la localidad José Castañon. Finalmente, la idea no llega a ser una realidad por la marcha de nuestro país de la pareja inglesa.

Permanece en España el servicio domestico que Brenan trajo desde Granada y estos, en pro de salvaguardar la casa, la alquilan hasta que Gerald y Gamel vuelven en la década de los 50. Entonces, los arrendados que ocupaban la planta alta acceden a marcharse, mientras que los inquilinos de la baja, pretenden quedarse.

En este domicilio tendrá lugar el óbito de Woolsey, el 18 de Enero de 1.968. Para entonces, la casa comienza a ser un problema para el escritor y comienza a plantearse la venta. Lo que comienza siendo un deseo, se convierte en realidad gracias a la adquisición que realiza el escultor norteamericano Hamilton Reed Armstrong y su esposa por un montante de tres millones y medio de pesetas.

El matrimonio Armstrong, además de usar la casa como residencia, fijan en la misma sus estudios de trabajo y serán quienes, en muestra del aprecio y cariño a Churriana, deciden colocar en su fachada principal una hornacina con una virgen. La talla, de escaso valor artístico, fue adquirida por el matrimonio en un rastro de antigüedades y restaurada por ellos mismos y pasó a convertirse en un punto de referencia sentimental para todos los vecinos, quienes entregaban en la hornacina ramos de flores como agradecimiento a sus suplicas y plegarias.

Los Reed Armstrong, bautizarán la casa como “Reina de los Ángeles.”Con su marcha, el matrimonio norteamericano no se desprenderá de la vivienda y durante un tiempo optan por alquilarla. Las malas experiencias que esta opción les depara, hacen que decidan finalmente venderla a la familia Caballero, oriundos de la zona, por un montante de 50 millones de pesetas.

Estos han sido los últimos propietarios privados y el período en el que la casa ha sufrido un mayor abandono, llegando incluso a ser centro de disputas políticas y de atención periodística.

Finalmente, cabe reseñarse que en la legislatura municipal comprendida en el cuatrienio 2.003-2.007, este espacio urbano pasa a ser propiedad municipal del Ayuntamiento de Málaga. La intención del consistorio malacitano es la recuperación del inmueble como espacio cultural. Sobre la base de un proyecto de rehabilitación del arquitecto malacitano Rafael Martín Delgado, el propósito es que albergue espacios expositivos en torno a la figura de Brenan, además de la puesta en marcha de un museo de viajeros románticos en cuyos trabajos se cuenta con el asesoramiento del escritor Pío Caro Baroja.


Artículo de Jesús Manuel Castilla Ramos. Vicepresidente en funciones de G.Hutchinson, Sociedad Cultural y del Patrimonio de Churriana, Titular de la Beca para la Investigación Histórica "Julio Caro Baroja" del Excmo. Ayuntamiento de Málaga Coordinador del Grupo de Investigación Histórica Andaluza "Urania Loring".

No hay comentarios: